Más allá de una moda

El Gin Tonic, aunque no lo parezca, no es una creación reciente.

Convertida en una bebida en boga, corre el riesgo de todas las modas: volverse algo aburrido y al que le salen muchos malos imitadores.

No es el caso de los preparados en el Vaová Gastro, un Gin Tonic clásico pero con un toque de modernidad, la que le aporta un ahumado de canela y naranja que no le hace perder la esencia y que le añade cuerpo y misterio al rodearse de una niebla de olores.
Gin Tonic Platú Smoked, es su nombre, y Diego Mosquera el de su creador.

Anuncios